Apóyanos con tu Ofrenda

Si deseas colaborar con nosotros, y apoyar con las obras propias de la Parroquia, puedes hacernos llegar tu ofrenda.

Te lo agradeceremos de antemano, y que Dios te lo compense.

Cuenta Bancaria Banorte

 

También puedes apoyarnos con una ofrenda a través de Paypal en el siguiente botón.

Hacer una ofrenda con Paypal
Eucaristías Dominicales

Sigue la Eucaristía Dominical completa.

Lee y comparte las moniciones, antífonas, lecturas, homilías y oraciones de cada domingo y/o fiesta de guardar

Ir a las Eucaristías
Vocaciones Franciscanas

¡El Señor te llama, escucha su voz!

Conoce a las Hermanas Franciscanas de San José y su acción en el mundo.

hermanasfranciscanasdesanjose.com
Saber más

Homilía Dominical

Contenido inagotable

29 de enero de 2023
IV Domingo Ordinario
Ciclo A

Quien se acerca una y otra vez a las bienaventuranzas de Jesús advierte que su contenido es inagotable. Siempre tienen resonancias nuevas. Siempre encontramos en ellas una luz diferente para el momento que estamos viviendo. Así «resuenan» hoy en mí las palabras de Jesús.

Felices los pobres de espíritu, los que saben vivir con poco. Tendrán menos problemas, estarán más atentos a los necesitados y vivirán con más libertad. El día en que lo entendamos seremos más humanos.

Felices los mansos, los que vacían su corazón de violencia y agresividad. Son un regalo para nuestro mundo violento. Cuando todos lo hagamos, podremos convivir en verdadera paz.

Felices los que lloran al ver sufrir a otros. Son gente buena. Con ellos se puede construir un mundo más fraterno y solidario.

Felices los que tienen hambre y sed de justicia, los que no han perdido el deseo de ser más justos ni la voluntad de hacer una sociedad más digna. En ellos alienta lo mejor del espíritu humano.

Felices los misericordiosos, los que saben perdonar en lo hondo de su corazón. Solo Dios conoce su lucha interior y su grandeza. Ellos son los que mejor nos pueden acercar a la reconciliación.

Felices los que mantienen su corazón limpio de odios, engaños e intereses ambiguos. Se puede confiar en ellos para construir el futuro.

Felices los que trabajan por la paz con paciencia y con fe. Sin desalentarse ante los obstáculos y dificultades, y buscando siempre el bien de todos. Los necesitamos para reconstruir la convivencia.

Felices los que son perseguidos por actuar con justicia y responden con mansedumbre a las injurias y ofensas. Ellos nos ayudan a vencer el mal con el bien.

Felices los que son insultados, perseguidos y calumniados por seguir fielmente la trayectoria de Jesús. Su sufrimiento no se perderá inútilmente.

Deformaríamos, sin embargo, el sentido de estas bienaventuranzas si no añadiéramos algo que se subraya en cada una de ellas. Con bellas expresiones Jesús pone ante sus ojos a Dios como garante último de la dicha humana. Quienes vivan inspirándose en este programa de vida, un día «serán consolados», «quedarán saciados de justicia», «alcanzarán misericordia», «verán a Dios» y disfrutarán eternamente en su reino.

 

Pbro. Jose Antonio Pagola

 

 

Apoya a la Arquidiócesis con tu diezmo En estos tiempos, ayudemos a la Arquidiócesis en sus compromisos pastorales
Sé generoso con los demás Apoya a quien lo necesita. La Arquidiócesis apoya a diversas instituciones, y con tu diezmo podrá continuar con su labor.
La cita de la semana: "Y les dijo: Síganme, que yo los haré pescadores de hombres.<br> Y dejando las redes, lo siguieron." (Mt 4, 19)

La cita de la semana

"Y les dijo: Síganme, que yo los haré pescadores de hombres.
Y dejando las redes, lo siguieron." (Mt 4, 19)

San Blas

Fiesta: 03 de febrero

Celebración

Blas, obispo de Sebaste de Armenia, es un personaje bastante incierto desde el punto de vista histórico, pero todavía goza de mucha popularidad por un milagro que se le atribuye y que ha perpetuado la conocida bendición contra el mal de la garganta. En efecto, se conoce en su Pasión que mientras llevaban al santo al martirio, una mujer se abrió paso entre la muchedumbre y colocó a los pies del santo obispo a su hijo que estaba muriendo sofocado por una espina de pescado que se le había atravesado en la garganta. San Blas puso sus manos sobre la cabeza del niño y permaneció en oración. Un instante después el niño estaba completamente sano. Este episodio lo hizo famoso como taumaturgo en el transcurso de los siglos, y sobre todo para la curación de las enfermedades de la garganta.

Gracias a esta tradición, el nuevo calendario litúrgico ha colocado en este día la memoria del santo, aunque se trata de un personaje históricamente incierto. San Blas fue obispo de Sebaste a comienzos del siglo IV, y sufrió la persecución de Licinio, el colega del emperador Constantino. Puede, pues, considerarse como uno de los últimos mártires cristianos de esa época.

... Seguir leyendo

Av. Dos #64 Col. San Pedro de los Pinos Del. Benito Juárez C.P. 03800 Tel. (55) 1054-1085 | (55) 1054-1086

© Copyright 2023. Todos los derechos reservados.
Proyecto realizado por